Consúltanos: 969 125 017  WhatsApp616 22 05 32
Identificarse

Registrar


Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

BLOG Suscribirme al blog

*Al enviar el formulario consiento el tratamiento de datos según la Política de Privacidad.
*INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable del tratamiento

Ana María Cantarero Morales. San Andrés 13, 16411, Fuente de Pedro Naharro, Cuenca. info@farmamagna.es - 969125017. Delegado: info@legaltech.es

Finalidades

Resolución de su consulta. Podremos ponernos en contacto con Vd. para verificar sus datos (email o teléfono)

Legitimación

Consentimiento del interesado

Destinatarios

No están previstas cesiones de datos

Derechos

Retirar el consentimiento en cualquier                 momento,  acceso,  rectificación,  portabilidad,  supresión,  limitación,   oposición a su  tratamiento, derecho a presentar una reclamación ante la AEPD (www.apgd.es)

Información Adicional

Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.
(Política de Privacidad)

BLOG Comentarios

No hay comentarios.

Blog FarmaMagna

Los mejores consejos de Toliros para todos mis lectores

¡ Cuida tu tensión arterial !

¡ Cuida tu tensión arterial !

Vigilar la presión arterial es una costumbre muy saludable a partir de determinada edad.      El ritmo de vida agitado que llevamos hoy en día, las comidas copiosas y demasiado saladas, el café, el alcohol, el stress......nos llevan a tener valores elevados de presión arterial y no darnos cuenta de ello al ser una enfermedad prácticamente asintomática.                                                         

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es necesaria para aportar oxígeno y nutrientes a los órganos corporales.

En el cuerpo humano la sangre circula por los vasos sanguíneos. Son arterias, venas y capilares. La sangre que circula constantemente por los vasos ejerce presión sobre las paredes vasculares. La presión viene determinada por la fuerza de bombeo del corazón y la elasticidad de los vasos.

En general, el corazón se contrae y se vuelve a expandir, por término medio, 60-80 veces por minuto. Con ello bombea la sangre a presión hacia las arterias para suministrar oxígeno y nutrientes a los órganos corporales. Los vasos sanguíneos se van ramificando más y más hasta convertirse en vasos sanguíneos muy finos (capilares). Este "sistema de cañerías" ofrece más o menos resistencia al torrente sanguíneo, si tiene la presión suficiente.

La presión es máxima en el momento del latido cardiaco, que es cuando se contrae el corazón. Esta presión se conoce como presión arterial sistólica. La fase de contracción del corazón en la cual aumenta la presión arterial recibe el nombre de sístole. La presión arterial es mínima entre dos latidos del corazón, es decir, cuando se relaja el músculo cardiaco. La presión arterial en este punto se denomina presión arterial diastólica. La fase en la que el corazón se relaja y la presión arterial disminuye se denomina diástole.

La presión arterial se mide en mm Hg Primero se registra siempre el valor sistólico y después el diastólico. Por ejemplo: 120/80 mm Hg significa que la presión arterial sistólica es de 120 mm Hg y la presión arterial diastólica de 80 mmHg.1 mm Hg es la presión ejercida por 1 milímetro (mm) de mercurio (Hg). Convertido: 1 mm Hg = 0,00133 bar.                                        Presión arterial alta (Hipertensión)

La presión arterial aumenta al incrementarse la potencia de bombeo del corazón o al contraerse los vasos sanguíneos.

La presión arterial alta (hipertensión) es una enfermedad del sistema cardiovascular. La presión arterial aumentada está muy difundida, particularmente en los países industrializados.

El riesgo de hipertensión aumenta con la edad. Sin embargo, la hipertensión también la padecen las personas jóvenes. La hipertensión también puede estar causada también por hormonas como la adrenalina y la noradrenalina, pero también por enfermedades renales o por medicamentos.

No obstante, en el 95% de los casos, la hipertensión no tiene causas orgánicas manifiestas. La inactividad física, la obesidad, el consumo excesivo de alcohol o de sal y el estrés son las causas más frecuentes de la hipertensión,

Inicialmente, la hipertensión no presenta síntomas. Y ahí se haya el peligro!!!

A menudo, las personas afectadas ni la perciben. Más de la mitad de los afectados no saben que forman parte del grupo de pacientes hipertensos. Esto es peligroso, ya que una presión arterial permanentemente alta aumenta el riesgo de daños a los órganos vitales, como corazón, cerebro, riñones y ojos. Algunas de las posibles consecuencias son infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, ictus, insuficiencia renal y pérdida de visión.

La OMS reconoce 3 niveles de hipertensión:

 Nivel 1

 Hipertensión leve: presión arterial sistólica 140-159 mmHg  y/o  presión arterial diastólica 90-99 mmHg

 Nivel 2

 Hipertensión media-grave: presión arterial sistólica 160-179 mmHg  y/o  presión arterial diastólica 100-109 mmHg

 Nivel 3

 Hipertensión grave: presión arterial sistólica 180 mmHg o superior y/o  presión arterial diastólica 110 mmHg o  superior.

La OMS utiliza hipotensión (presión arterial baja) para referirse a una presión arterial inferior a 100/70 mmHg.                                                 

¿Quién puede padecer hipertensión?

La hipertensión está muy difundida, particularmente en los países industrializados. Los valores de la presión arterial se desarrollan de muy diferente manera en hombres y mujeres a lo largo de los diversos periodos de la vida. En las páginas siguientes podrá saber por qué la hipertensión es una enfermedad con muchas caras.

Señales de aviso de la hipertensión

Existen diversas señales de aviso indicativas de hipertensión. Sin embargo, las primeras señales a menudo son inespecíficas y se desarrollan gradualmente. Esto significa que es difícil que las personas afectadas puedan percibirlas. Algunas de las posibles consecuencias de la hipertensión son la dificultad para conciliar el sueño y dormir durante la noche, sueño inquieto, ligera irritabilidad e inquietud interior. También son señales de aviso los problemas auditivos (acúfenos, ruidos en el oído).

También puede ser una indicación de hipertensión la aparición de intensas cefaleas o mareos en condiciones de estrés psicológico o físico. En mujeres próximas a los 50 años de edad los síntomas de hipertensión pueden asemejarse a los síntomas de la menopausia (sofocos, mareos, fluctuaciones del estado de ánimo). En hombres de mediana edad la hipertensión no tratada puede manifestarse en forma de problemas asociados con la virilidad (disfunción eréctil).

La disnea, el dolor torácico o la opresión en el pecho durante un esfuerzo pueden ser posibles síntomas de enfermedad cardiaca que posiblemente se han desarrollado por una hipertensión sostenida. La arritmia también puede estar causada por la hipertensión.

En el caso de señales de aviso persistentes que afecten a su organismo, puede consultar a un especialista en Medicina interna para evaluar las molestias.

Causas de la hipertensión

En el 95% de los pacientes con hipertensión no existe una causa orgánica. La presión arterial está causada por disposiciones hereditarias y factores de riesgo externos como obesidad, estrés y consumo excesivo de alcohol y sal. Las enfermedades orgánicas o los trastornos hormonales son responsables de la hipertensión sólo en el 5% de los casos. Consecuencias de la hipertensión

La hipertensión no tratada puede producir diversos daños orgánicos (el denominado daño de los órganos diana). Corazón, cerebro, riñones, vasos sanguíneos y ojos son particularmente vulnerables. Proporcionarte una experiencia de usuario más confortable y transparente.

¿Cómo medir la presión arterial?

Las 10 reglas de oro para medir la presión arterial:

Medir siempre a la misma hora. Puesto que las personas tienen aproximadamente 100.000 niveles diferentes de presión arterial cada día, las mediciones aisladas no son válidas. Únicamente las mediciones regulares a las mismas horas del día a lo largo de un periodo prolongado de tiempo permiten evaluar razonablemente la presión arterial.

No consumir nicotina ni café en la hora anterior a la medición.

En una posición relajada, tras un reposo de 2 a 3 minutos, efectuar la medición en posición sedente. Incluso el trabajo administrativo aumenta la presión arterial aproximadamente 6 mmHg (sistólica) y 5 mmHg (diastólica) por promedio.

No medir si la persona tiene ganas de orinar. Una vejiga llena puede producir incrementar la presión arterial unos 10 mmHg.

Antes de realizar la medición, leer atentamente las instrucciones de empleo. El manejo correcto de los tensiómetros asegura la calidad de la medición y ofrece resultados de medición precisos.

Cuando se use un tensiómetro de muñeca, mantenga el manguito (de la muñeca) a nivel del corazón durante la medición. En el caso de un tensiómetro de brazo, el manguito está colocado automáticamente en el brazo a la altura correcta.

Durante la medición no hablar ni moverse. El hablar incrementa los valores en unos 6-7 mmHg.

Entre dos mediciones, dejar transcurrir al menos 1 minuto para que los vasos queden liberados de la presión para una nueva medición.

Anotar los valores en el diario de la presión arterial: en su diario de la presión arterial, anote siempre los valores medidos junto con la medicación tomada y la fecha y hora.

Medir periódicamente. Incluso aunque sus valores hayan mejorado, continúe tomándose la presión como medida de control.

 

Valora este artículo del blog:
0
Los primeros síntomas del resfriado.. CORTAGRIP
Bienvenido OTOÑO : BIENVENIDOS PROBIÓTICOS !!!
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 20 Noviembre 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

*Al enviar el formulario consiento el tratamiento de datos según la Política de Privacidad.
Search - VirtueMart Second
En nuestra tienda
En nuestra web
En nuestro blog

GENERAL Menú Móvil

Utilizamos cookies propias y de terceros (Google), con finalidades estadísticas, en conexión con algunas redes sociales y para mostrarle publicidad personalizada en función de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consiente su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.